Martes 4 de Octubre de 2022

EDUCACIóN

29 de agosto de 2022

Se cumplen 25 años de la inauguración del edificio de Sociales en el Complejo Universitario

El 29 de agosto del año 1997 fueron inauguradas las instalaciones de la Facultad de Ciencias Sociales en avenida Del Valle al 5700, luego de que pasara casi una década de su fundación. Por los mismos pasillos hoy transitan cientos de personas que forman parte de la FACSO.

El pedido y los trámites para que la Facultad de Ciencias Sociales cuente con un edificio propio se remonta a su fundación, a mediados de la década del ‘80, siendo la primera Unidad Académica de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires creada luego del retorno de la democracia. En el año 1988 se iniciaron las actividades académicas y se inscribió la primera matrícula estudiantil, además de que se impuso el nombre de Facultad de Ciencias Sociales a la hasta entonces denominada Nueva Facultad.

A lo largo de los primeros años los/as estudiantes cursaban sus estudios en una casa ubicada en Pelegrino entre Moreno y Rivadavia, en la que se habían adaptado dos aulas. Producto de la escasez de espacio, también se dictaban clases en otros lugares como la Escuela Normal. En el año 1992 comenzó el traslado a una propiedad ubicada San Martín 3060, pero la falta de espacio también llevó a la necesidad de alquilar otros edificios para las actividades académicas y para acoger a la biblioteca.

Luego de una importante gestión con la UNICEN, en el año 1996 comenzaron las obras para la casa propia de la FACSO en el Complejo Universitario Olavarría, que se culminó a mediados del año siguiente y se inauguró de manera oficial el 29 de agosto de 1997. Hasta ese momento en el inmenso predio de Del Valle al 5700 se encontraba sólo el edificio de la Facultad de Ingeniería.

La obra de la FACSO de 1140 metros cuadrados divididos en tres sectores insumió un costo de casi 700 mil pesos. En el primer sector se ubicó la parte administrativa de la facultad, como decanato, secretarías, oficina de Alumnos y la administración central.

Otra de las secciones estaba destinada a docentes y los sectores de investigación para las carreras que se dictaban hasta ese entonces: Comunicación, Antropología y Arqueología. Finalmente, en el último sector se ubicaban cinco aulas con una capacidad para 45 personas cada una, salas de computación y salas especiales para el desarrollo de los talleres de radio, video y fotografía.

Con el correr de los años se sumaron nuevas obras en el Complejo Universitario, como el Edificio de Aulas Comunes, la sede del INCUAPA y la Escuela Nacional “Adolfo Pérez Esquivel”.

Un acto de memoria activa

La inauguración formal de la sede de la Facultad de Ciencias Sociales se llevó adelante el viernes 29 de agosto de 1997, y el acto fue encabezado por la ex decana, María Cristina Baccin, y quien se desempeñaba como rector de la UNICEN, Carlos Niccolini.

Tal como refleja la crónica periodística de aquellos tiempos de Diario EL POPULAR, en el hall de entrada de la FACSO se reunieron más de 300 personas, entre estudiantes, docentes, nodocentes, autoridades, graduados/as, entre otros, acto en el que fue descubierta una placa y plantaron un árbol.

En su intervención, Baccin expresó: “Mantener la memoria activa de nuestras instituciones es uno de los más saludables ejercicios para la construcción de nuestra historia. Recrear en este momento el sentido inicial de la comunidad olavarriense de impulsar una ‘facultad nueva’ significa mantener viva esa memoria”.

La ex decana de la Facultad de Ciencias Sociales destacó que el nuevo edificio fue fundamental no sólo para mejorar las condiciones de estudio y trabajo, sino también por ser el seno de la lucha por el mantenimiento y promoción de conquistas sociales. Exhortó así a “luchar para que el Estado argentino se responsabilice de la educación” y para “garantizar una oferta académica que les permita a los estudiantes formarse con criterios éticos, críticos, con una conciencia amplia y reflexiva sobre su propio medio y sobre los contextos en los que les toque actuar”.

Un cuarto de siglo más tarde, la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN ha recorrido diversos caminos y procesos a través de los que ha logrado consolidarse como una unidad académica de relevancia regional y nacional, que apuesta de manera constante a brindar educación pública y gratuita y promover una sólida formación académica, sustentada en principios de calidad e igualdad educativa. Además impulsa enfáticamente el desarrollo de la investigación científica, la producción de conocimientos y la transferencia de saberes propios del campo de las ciencias sociales, desde una perspectiva crítica, plural y comprometida con el desarrollo social.

En materia de obras, este año fue inaugurada la ampliación del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano (INCUAPA), un edificio de 140 metros cuadrados en los que se encuentran dos laboratorios totalmente equipados y siete oficinas, que se suman a los 680 metros cuadrados de la obra original.

Mientras tanto, a través de gestiones de la Facultad de Ciencias Sociales de manera reciente el Ministerio de Obras Públicas de la Nación aprobó el proyecto de obra para la construcción de un edificio de 150 metros cuadrados para la unidad académica. La ampliación contendrá aulas-taller y permitirá reorganizar los espacios para una mejor disposición de la actividad académica, de extensión y de investigación de la Facultad.



COMPARTIR:

Comentarios