Viernes 9 de Diciembre de 2022

LOCALES

23 de octubre de 2022

MuMaLa entregó toallitas en el pasaje Jesús Mendía

La acción deviene tras haber realizado semanas atrás una encuesta sobre salud, higiene y gestión menstrual

Desde LIBRES DEL SUR Y el Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana, MuMaLa, se impulsaron esta iniciativa tendiente a promover la concientización sobre los modos de menstruar, hablar y pensar la menstruación en la sociedad actual, y debatir en torno a las consecuencias que dichas construcciones sociales y culturales traen aparejadas para quienes menstrúan. Siendo esta, la primera realizada de manera pública y de alcance regional donde participaron varios distritos.

 

El objetivo es conocer acerca del uso y los saberes que poseen las personas menstruantes sobre la menstruación y los productos existentes para gestionar el sangrado. A su vez, el cuestionario indaga en torno a los canales habituales por los cuales circula la información, el costo económico y social que implica la menstruación, y la opinión respecto al rol del estado en el acceso y la provisión de recursos.

 

Estos son los datos:

 

El 54 % de las personas encuestadas reconoció haber recibido información sobre la menstruación por parte de su madre y el 45% expresa que entre los 13 y 14 años tuvieron su primera menstruación. (menarca). Sobre si tuvo charla sobre salud e higiene menstrual, el 58% de las participantes contestaron que NO recibieron charla en su etapa escolar. Y el 42% que SÍ. En cuanto a sobre qué producto de contención menstrual conoce, el 97% respondió tener más conocimiento sobre toallitas higiénicas desechables y tampones. y el 47% reconoce, toallita higiénica reutilizable y la copa menstrual. Además, logramos recopilar el dato sobre el uso de toallas higiénicas desechables donde el 79% contestó utilizar este producto. Teniendo de promedio entre 10 y 16 toallas mensuales. Sobre el uso de toallas higiénicas nocturnas, el 46% de las mujeres dice utilizarlas.  En tanto el 8% recurre a toallas higiénicas reutilizables y el 23% a tampones.  Sobre la copa menstrual, el 4% de mujeres expresa utilizarla. Y el 66% contestó usar protectores diarios desechables.

 

En cuanto a la dificultad para acceder a estos productos, El 32% expresó en primer lugar, dificultad en lo económico. Aunque el 70% no sabe cuánto es su costo mensual, solo el 20 % calcula un aproximado de entre 500 y 1500$ por mes.

 

Al final de la encuesta se les preguntó si, en su lugar de trabajo o establecimiento educativo o salita de salud de su barrio, se entregan suministros de contención menstrual, aquí el 89% dijo NO tener conocimiento sobre la entrega de estos productos. Y el 7% expresa que SI.

 

Como cierre de la encuesta se les pregunta a las mujeres, en base a sus experiencias, su opinión sobre a qué edad consideran que se debiera empezar la educación menstrual; a partir de entre los 9 y 11 años respondió el 61% y en segundo lugar previo a esa edad.

 

CONCLUSIÓN FINAL:

 

La accesibilidad a los productos de gestión menstrual de primera necesidad no está garantizada en nuestro país.  Se estima que 2 de cada 5 mujeres en todo el mundo pierden el acceso a clases o trabajo por no tener garantizado una gestión menstrual adecuada.

 

Además, los residuos menstruales son residuos patógenos que no tienen un tratamiento adecuado y en muchos de los casos van a parar a basurales a cielo abierto contaminando napas y ríos directamente.

 

Los productos descartables de higiene menstrual son el quinto contaminante de los océanos a nivel mundial.

 

Cada mujer produce en su vida fértil aproximadamente 2.600 kg de basura menstrual, (1 camión con acoplado).

 

 

Es urgente que se destinen políticas públicas con perspectiva de género y ecológicas para no solo garantizar el acceso a la información y toma de decisión sobre la gestión menstrual sino también políticas pensadas desde la toma de conciencia y prevención de la contaminación. 



COMPARTIR:

Comentarios