Martes 7 de Febrero de 2023

POLICIALES

2 de enero de 2023

Claudio Peralta 'tomó' un maxikiosco y amenazó con quitarse la vida

Foto: En Línea Noticias

Uno de los imputados en la 'Causa Terrenos', donde se investiga la presunta comercialización irregular de lotes, se atrincheró en un local comercial de Fal y Urquiza, para reclamar la presencia de los funcionarios judiciales y del intendente Galli o de Diego Robbiani. En medio del operativo policial para que deponga su actitud, la esposa y la madre de Peralta, manifestaron que está desesperado, sin trabajo 'porque nadie lo quiere contratar'. Luego de concluir el hecho, hubo disturbios, y la policía reprimió a vecinos y a periodistas.

Audio, gentileza, Primera Info.

La esposa y la madre de Peralta, describieron la situación que precipitó en la toma del comercio, explicando que la empleada pudo salir del mismo y que estaba él solo dentro.

Detallaron que el abogado que lo representa, Sergio Roldán, está de vacaciones en Brasil y a la pareja de Peralta le dijo que no podía mandar a nadie.

'Él quiere hablar con los medios y que lo escuchen', sostuvo, al decir que aún no declaró en la Justicia.

Reclamó la presencia del intendente y recordó que ella lo acompañó a repartir boletas de Galli, y Mariano Ciancio lo buscó a Peralta varias veces en una camioneta para distribuir mercadería en los barrios

'Nadie le da bola, nadie lo escucha. Cuando se suicidó un chico Galli estaba ¿Por qué no está acá ahora?', manifestaron a dúo la madre y la esposa.

Varias veces reiteraron el concepto de que era 'un perejil' en las estafas con terrenos, y que va a terminar pagando él, porque es negro y pobre.

Mientras todas estas declaraciones se daban, Roberto Landoni, Jefe Distrital de Policía, intercedía y dialogaba con Peralta, buscando que deponga su actitud.

Esto sucedió pasadas las 20 horas, cuando salió del maxikiosco con las manos en alto, fue reducido y llevado a una ambulancia del SAME, que lo trasladó al Hospital.

Actualización 21 horas

Tras el traslado de Peralta, comenzaron a violentarse algunos vecinos con la policía. Los efectivos, para tratar de 'contener' la situación, eligieron efectuar disparos de balas de goma.

Los proyectiles, que hirieron a una de las personas que estaba agrediendo a los policías, alcanzaron a media docena de periodistas de distintos medios de comunicación que estaban registrando el hecho.

Heridas en brazos, piernas y torso, dan cuenta que los disparos de las postas no estaban siendo 'al aire'.



COMPARTIR:

Comentarios