Jueves 27 de Febrero de 2020

  • 29.4º
  • Parcialmente soleado

LOCALES

13 de septiembre de 2015

Una alemana en la Facultad de Ingeniería local

La joven Jana Dimitrieva realiza parte de su formación de grado, Ingeniería Química, procedente desde la Universidad Técnica de Berlín. Además de resaltar el país y la ciudad, hizo mención a lo que sucede actualmente con los migrantes en su Alemania.

Durante dos meses, los laboratorios de la Facultad de Ingeniería serán la sede de una nueva investigación para su formación académica. Esta joven alemana representa poco al estereotipo frío del país europeo: es risueña, alegre, le fascina América Latina y habla un español fluido que aprendió el año pasado en otra experiencia de intercambio que hizo en México.

Bajo la tutela docente del doctor Gastón Barreto, Jana indagará sobre un proyecto de "catálisis de peróxido orgánicos cíclicos empleando nanopartículas de óxido de cinc". El objetivo de la investigación es poder aplicar nanopartículas como iniciadores de procesos de polimerización, para mejorar las propiedades del plástico, lo que significaría un importante avance en las diversas industrias que emplean este material.

"Me gusta Argentina, la gente es muy "buena onda'", contó la estudiante. "Días antes de venir estuve en Buenos Aires, donde me quedé en la casa de un amigo, pero pienso que aquí te puedes concentrar más, no hay tanta distracción y la gente está más relajada, no tan estresada como allá", agregó en referencia a la ciudad. "Me gusta mucho Latinoamérica, después de octubre voy a tener que buscar otro país para quedarme un poquito más", sostuvo entre risas.

Durante la planificación de su estadía, coordinada por el Área de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ingeniería,  Jana se sintió muy cómoda. "Me siento muy bien aquí, con la Facultad nos comunicamos todo el tiempo por el papeleo y hasta me fueron a buscar a la Terminal", señaló Jana, quien comparte la residencia con estudiantes de México, Ecuador y Francia, que también estudian en la FIO. "Es muy fácil acá conocer a la gente", consideró.

En cuanto a su primera semana en la ciudad, contó que comió asado, "muy rico, igual que los alfajores", y destacó que le pareció muy interesante la cantidad de productos de industria argentina que vio. "En Alemania la mayoría de lo comprado es importado. Entonces acá hay mucho orgullo de la industria argentina y nosotros con lo que pasó y nuestra historia, estamos más cuidadosos", dijo en referencia al nazismo. "Me encanta que acá haya mucha riqueza de todo: cultura, artesanía, baile. Allá depende del lugar en donde estés", subrayó.

Jana es de Berlín, donde la Universidad Técnica alberga a más de 20 mil estudiantes y siete facultades de diversas ramas. La institución académica, una de las más grandes de Alemania se caracteriza por tener en su matrícula un alto número de estudiantes extranjeros. Pero actualmente el país europeo está padeciendo una ola migratoria, no necesariamente de estudiantes, sino de personas que huyen de las guerras y el terrorismo de Medio Oriente, en busca de refugio.

"Este fin de semana hubo 20 mil personas que llegaron a Munich y el gobierno va a repartir a la gente en todos los estados", contó Jana, que a casi 12 mil kilómetros de distancia intenta mantenerse al tanto de la situación. "Es un tema súper importante. Yo estuve en Turquía y allí están recibiendo muchos refugiados también. Pero siento que está bien que vayan a Alemania, porque no es culpa de ellos todo lo que ocurre, y la guerra es horrible", expresó la joven.

A la vez, reflexionó: "Nosotros no podemos imaginarnos cómo es vivir en guerra. Por lo menos ahora tienen un lugar seguro para quedarse", y señaló que amigos suyos participarán de una manifestación de bienvenida que se hará en Berlín, "aunque también está la gente que está en contra de que se queden en Alemania, ojalá que se sientan bien recibidos", concluyó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios