Lunes 20 de Septiembre de 2021

LOCALES

13 de mayo de 2021

El Polo Obrero se manifestó en la Municipalidad este jueves

Se expresaron por “el ajuste salvaje” contra la salud, la educación y la atención social que ejecutan los estados Nacional, Provincial y Municipal. En una misiva a los medios, referentes locales plasmaron los motivos que los llevan a visibilizar la situación.

La baja del déficit fiscal y el pago de la deuda externa son los objetivos prioritarios para el gobierno de Alberto Fernández, lo que ya ha producido una enorme catástrofe social dejando sin trabajo a más de dos millones de trabajadores, salarios por debajo de la línea de pobreza, jubilaciones de miseria y planes sociales más bajos que la línea de indigencia.

La eliminación del IFE no trajo aparejada la apertura irrestricta, como correspondería a la emergencia, de los programas sociales existentes, como el Potenciar Trabajo que está cerrado y no admite nuevos ingresos. Ahora el gobierno insiste en recortar 50.000 programas sociales de compañeros que estaban por salir al cobro. El nivel salarial y de ingresos no para de caer y eso, además de ser un crimen social, reduce el consumo de alimentos, afectando la producción y aumentando la recesión.

Los miles de trabajadores que sostenemos un trabajo diario en comedores populares y otras tareas venimos también sufriendo un ajuste con recortes en los alimentos, planes sociales que no superan ni la mitad de la canasta de indigencia y que se devora una inflación galopante. Exigimos ser considerados trabajadores esenciales y el acceso urgente a la vacunación contra el Covid.

Este ajuste golpea más fuertemente a las mujeres y disidencias que somos quienes sostenemos y garantizamos las tareas de cuidado y sustentabilidad de la vida. Atendemos comedores, cocinamos la comida en los barrios y producimos alimentos en las huertas. Construimos, cuidamos de las niñeces y acompañamos a personas que se encuentran en situaciones de violencia machista. Mientras, el Ministerio de Mujeres, Diversidad y Géneros no genera políticas reales para atender las violencias. El ajuste y la precarización recaen una vez más sobre nuestros cuerpos.

Este curso ajustador se expresó a fondo el 27 de abril cuando el gobierno nacional fijó una cifra miserable de salario mínimo, vital y móvil de $29.160 recién en febrero del año que viene, ¡un ingreso que está por debajo de la línea de indigencia! Los salarios son también una variable de ajuste, con el beneplácito de las cámaras patronales, la complicidad de las centrales sindicales y la presencia como invitados de la UTEP.

Ante este cuadro, una amplia unidad de organizaciones piqueteras ha votado un plan de lucha contra el ajuste. Por esto mismo, una delegación de compañeros del Polo Obrero estaremos, en horas de la mañana de este jueves, manifestándonos frente a la municipalidad y llevaremos un petitorio al Intendente Galli y su funcionario Diego Robbiani para seguir exigiendo que su gobierno atienda integralmente a los comedores barriales de la ciudad y, junto a ello, se incremente y generalice la asistencia por medio de leña y garrafas a los vecinos que ya están sufriendo las consecuencias del frío, a un mes del comienzo del invierno.

COMPARTIR:

Comentarios