Jueves 22 de Febrero de 2024

LA PROVINCIA

26 de febrero de 2023

Sileoni: 'Por cuarto año consecutivo, se iniciarán las clases el 1 de marzo'

El Director General de Cultura y Educación de la Provincia escribió una columna de opinión, donde destaca el sistema educativo bonaerense (uno de los más grandes de la Región junto con el Estado de Sao Pablo), pero también describe parte de sus debilidades y lo que están haciendo para revertirlas.

(Especial para NA) -- La educación argentina tiene, tradicionalmente, aspectos positivos que se fueron construyendo a lo largo de los años. Tanto desde el siglo XIX con la Ley 1420, una vocación por la inclusión, por llegar a la mayor cantidad de niños. Estudian la mayoría de los que tendrían que estudiar. No es algo tan frecuente dentro de nuestra región.

Se trata de un valor de igualitarismo, casi una impronta argentina, pues hay 14 años de educación obligatoria desde la sala de 4 años hasta el fin del secundario.

Asimismo, hay aspectos sobre los cuales hay que trabajar mucho más.

Uno de ellos, el sostenimiento de los jóvenes en la escuela secundaria, sobre todo en la superior, ya que en los últimos años pues merman los egresos. .

No es la misma proporción entre egresados e ingresados. Los aprendizajes también son un carácter a reforzar significativamente, sobre todo en sus pilares: el conocimiento de la lengua y la matemática.

La provincia de Buenos Aires, junto a Sao Paulo, es el Estado educativo más grande de la región. Comprende más de 5 millones entre estudiantes, docentes y no docentes.

Contamos también con 12 mil edificios escolares públicos a pesar de las obstrucciones que se presentaron en materia de infraestructura. Es así que la educación es una maquinaria importante que debe seguir creciendo de manera enfática y constante.

Es menester la inversión en educación y no dejarlo únicamente en los discursos; el 6% del PBI debería ser destinado a esta área.

La jornada educativa se ha ampliado para escuelas primarias, pasando de tener 4 horas a 5 horas de clase, o bien, jornada completa pues se considera que, a mayor tiempo en la escuela, mayor tiempo puede desarrollarse el aprendizaje.

Además, se está trabajando en el diseño curricular, esto es, la organización de los contenidos en todos los niveles educativos.

La formación posterior de los docentes, además de la inicial, es también un factor fundamental.

Por cuarto año consecutivo, teniendo en cuenta tanta angustia y zozobra que ha causado en otros momentos, se iniciarán las clases el 1 de marzo.

Este diálogo sostenido que ha permitido el curso regular de las clases debe ser acompañado por las políticas anteriormente mencionadas y demuestra que hay un sistema educativo que está de pie.

Siempre es necesario mostrar luces y sombras, no esconder los errores sino exhibirlos en función de mejorar.

Tenemos un país federal donde las provincias eligen qué destinos toman.

No obstante, alentamos la prioridad al presupuesto educativo pues, de no ser así, el futuro se vería sin salida.



COMPARTIR:

Comentarios