Lunes 26 de Febrero de 2024

INTERNACIONALES

16 de octubre de 2023

Conflicto Israel-Palestina: "Estamos en un momento de tensión"

Gerardo Leclerc es Licenciado en Relaciones Internacionales, y en dialogo con Lu32 dio detalles para entender la guerra que azota a Medio Oriente. Recordó que es un conflicto histórico y analizó la influencia de los medios de comunicación en la construcción de la información.

El conflicto, explicó, se remota al final de la Segunda Guerra Mundial, y la necesidad de crear un Estado Judío por parte del sionismo, un movimiento nacionalista que buscaba que el pueblo judío debía tener su “tierra prometida”.

En 1948, Israel declaró su independencia del Estado palestino, pero ocupando la tierra donde estaba Palestina. Así, comienza una política de expansión incesante con el apoyo de Estados Unidos.

En otro orden, Leclerc aseguró que existen tres tipos de palestinos: uno, que vive en Israel, que “tiene algún tipo de discriminación”; otro, que vive en la región de Cisjordanía, Y otro, es el Gazatí, aquel que vive en la Franja de Gaza.

“Lo que sucede es que son dos millones de habitantes, en una región bastante comprimida, hay mucha gente viviendo en un espacio pequeño, con la particularidad que aproximadamente la mitad de esas dos millones de personas tienen menos de 14 años”, sostuvo.

La Franja de Gaza es controlada desde hace más de 15 años por Hamas, un grupo radicalizado y extremista, terrorista, y  “un movimiento de liberación que nada tiene que ver con el resto de los palestinos. Es una organización política que recurre a actividades terroristas para conseguir un fin político”, señaló.

Sin embargo, comentó que tiene un grado de aceptación muy importante porque opera en una región similar a un ‘ghetto’,  “Es un barrio cerrado, por así decirlo, donde hay vallas, donde hay una frontera militarizada, donde la Franja de Gaza no controla su propio espacio aéreo, y donde hay un bloqueo impuesto por Israel, que decide qué entra y qué sale”, agregó.

En ese marco, el grupo terrorista lanzó una ofensiva hace algunos días en territorio israelí, la primera desde 1948, en un contexto complejo, tras semanas de violencia en la valla que separa Israel de Gaza, y de manera totalmente sorpresiva.

“ Israel no puede entrar a arrasar con todo la Franja de Gaza, aunque quisiera, no lo puede hacer, porque ante los ojos del mundo en definitiva está masacrando civiles, porque es mucha gente que vive en un espacio muy pequeño, entonces atacar objetivos militares implica también atacar objetivos civiles”, analizó Leclerc.

Por otro lado, mencionó que Hamas tiene una complicación: la mala prensa internacional, por ser un grupo terrorista, y que la población civil no va a abandonar la región porque tiene un sentimiento de apego histórico y cultural, además de que puede ser perjudicial para la organización. (Ndr: Israel recomendó a la población de la Franja abandonar sus tierras, ante un posible ataque).

Una de las medidas que tomó Israel luego de la ofensiva coordinada por parte de Hamas, fue cortar todo tipo de comercio de la región con el mundo, mediante un bloqueo. No se permite el ingreso de comida,  ni  de alimentos,  se cortó la luz, el gas y el agua.

 “También se produce una suerte de genocidio contra la población de la Franja de Gaza, porque lo único que se busca es aniquilarlos al tiempo que se los bombardea”, añadió. Esto, dijo, es con el ‘beneplácito’ de Estados Unidos, que envió su principal portaaviones y un grupo del ejército importante.

En relación al rol de los medios de comunicación en la cobertura del conflicto, expresó que “la información muchas veces termina llegando a cuentagotas, y con un claro sesgo y una clara influencia respecto de quién te presentan como el malo y como el bueno”.

Consideró que se plantea una cuestión de dos demonios. Reveló que se asume que Hamas atacó, pero que no se pone en discusión la legitimidad de la creación del Estado de Israel, que declaró su independencia, y que es reconocida y defendida militarmente por los Estados Unidos y la Unión Europea.

“Hamas reacciona y opera en función de que rechaza la presencia israelí en la región. Región que Israel ocupó arbitrariamente, militarmente, sostenida militar y políticamente por los Estados Unidos occidentales. Israel, de facto, ocupa una región que debería ser una región plurinacional, pero que no lo es”, insistió.

Finalmente, consideró que la situación no es saludable. “En definitiva los que terminan muriendo siempre son los mismos, son los trabajadores, son los civiles, son las personas de a pie que no tienen la posibilidad de dejar su casa porque no tienen otra cosa”, subrayó. Resaltó además,  que el acto de Hamas es condenable y que la disputa política se debe dar de otra manera, revisando las metodologías de acción.

“Ahora puntualmente estamos en un momento de tensión. Quizás más adelante se consigue una relajación y consiguen negociar. Aunque aparentemente, el Estado de Israel no está dispuesto a negociar con terroristas”, concluyó.



COMPARTIR:

Comentarios