Lunes 17 de Junio de 2024

LOCALES

17 de noviembre de 2023

En Olavarría nacen entre 50 y 60 bebés prematuros por año

Cada 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial del Prematuro, y en ese marco, es importante saber que en Argentina entre 55.000 y 60.000 nacimientos son prematuros, lo que representa una tasa de prematurez, cercana al 9%. Olavarría no escapa a las estadísticas a nivel nacional. De los 650 nacimientos anuales, entre 50 y 60 corresponden a nacimientos en esta condición, hecho que implica un enorme desafío para las familias ya que deben afrontar una situación absolutamente inesperada.

El Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura” cuenta un Servicio de Neonatología de mediana complejidad, con un equipo profesional interdisplinario, integrado por especialistas en Neonatología, Oftalmología, Fonoaudiología, Neurología, Terapia Ocupacional y Trabajo Social.

“En Argentina, de los 470.000 a 500.000 nacimientos que se producen al año, entre 55.000 y 60.000 aproximadamente son prematuros, eso corresponde a un 9%. En Olavarría no escapamos a ese porcentaje, de los 650 nacimientos anuales, actualmente hay muchos menos porque bajó la tasa de natalidad, pero de este total 50-60 corresponden a prematuros”, introdujo la Dra. Florencia Golinelli, médica de planta de Neonatología del Hospital Municipal.

La profesional explicó que las causas de los nacimientos antes de término son múltiples: “hay factores maternos, factores anatómicos, por ejemplo, si la mamá tiene condiciones anatómicas uterinas, si tiene patologías de base como la diabetes, la hipertensión, infecciones, hay muchísimas infecciones maternas infecciones urinarias, infecciones vaginales, que predisponen a que el bebé nazca antes”.

“De los prematuros nacidos, entre un 15 y un  30%  no se pueden prevenir, es inevitable que suceda, el otro porcentaje más o menos un 70% son prevenibles, que es ahí donde nosotros tenemos que actuar y es importante nuestro trabajo”, agregó.

Golinelli se refirió puntualmente a cómo es el trabajo día a día cuando llega un bebé a Neo “es un trabajo multidisciplinario, no sólo participamos los médicos, sino también un montón de especialidades. Cuando llega un bebé se lo interna, se lo pone en incubadora, depende también mucho del peso que tenga, el grado de prematurez: si es un bebé muy inmaduro, muy prematuro o con muy bajo peso, se lo traslada a la Neo de Cemeda que es de alta complejidad. Nosotros mantenemos un diálogo permanente”.

“Trabajamos codo a codo con la Enfermería que es otro pilar fundamental en la atención del recién nacido y después una vez superado el período agudo, trabajamos siempre con Gaby que es nuestra psicóloga que aborda no sólo la patología sino que también ayuda a la mamá”, destacó.

La llegada de un bebé prematuro “es algo absolutamente inesperado para esa familia”, afirmó Golinelli.

Por su parte la Lic. en Psicología Gabriela Rosatto, con formación en Psicología Perinatal y Vínculo Temprano, quién forma parte del equipo de trabajo de la Neonatología, hizo hincapié en el abordaje de la familia.

“Somos una neo abierta, no consideramos a la familia como una visita, sino que nos parece fundamental conservar al menos la diada mamá-bebé y que la mamá puede estar todo el día en la en la neo”.

En este sentido, Rosatto agregó que a las familias “se le brindan algunas condiciones como por ejemplo darles habitación en Maternidad cuando viven lejos, la parte de Trabajo Social es fundamental para que puedan por ejemplo familias que no pueden acceder por la lejanía o por cuestiones económicas a la neo se les otorgan vales, para fomentar que la familia esté en la neo”.

“En los primeros días se trabaja en el vínculo primordial que es madre e hijo”, sostuvo.

En cuanto a las visitas de hermanos y abuelos, Rosatto explicó cómo funciona la dinámica que permite disminuir las ansiedades familiares en el contexto de la situación que se encuentran atravesando.

“Hay un día que se realiza la visita de hermanos, lo que implica trabajar para bajar las ansiedades familiares, muchas mamás que tienen otros hijos al estar mucho tiempo acá, sienten cierta culpa en relación a sus otros hijos, entonces darles un lugar a que ellos puedan venir a conocer a su hermanito y que entiendan el por qué está acá y por qué la mamá tiene que estar acá, baja mucho las ansiedades a nivel familiar”, consideró.

“Se hace todo una preparación de acuerdo a la edad y las características de los hermanitos, o sea no es lo mismo un hermanito de cinco años que uno de quince, se les explica con qué situación se van a encontrar, por qué están en la incubadora, están en pañales con sonda, entonces se les explica para qué es cada cosa”.

“Los días jueves está lo que es la visita de abuelos que pasan un ratito, los abuelos también quieren conocerlos, se juega mucho el tema de la ansiedad y el estrés que pasa la familia cuando está por fuera de la internación, eso lo maneja más el equipo de Enfermería y es un poco también para resguardar a los papás de bueno de todas las preguntas y cuestiones que se arman cuando uno tiene un bebé neo por las ansiedad familiares”.



COMPARTIR:

Comentarios