LOCALES

31 de enero de 2017

Grafitis: ‘Es difícil demorar in fraganti’

La Dra. María Celia Alem, responsable del Juzgado de Faltas de Olavarría, recordó que está en vigencia la ordenanza antigrafitis sancionada en el año 2014, aunque reconoció compleja su aplicación.


Indicó que un vecino que observe a alguien pintando debe llamar a control urbano o a monitoreo para que pueda dar con el infractor.

Una vez que eso se logra se labra el acta que termina en el juzgado, donde ella debe dictar sentencia.

Explicó que se mantiene la idea de, además de multar, disponer la realización de servicio comunitario, como lo norma la ordenanza.

Agregó que, en caso de tener menos de 18 años el infractor comparte con su tutor la responsabilidad, como en cualquier infracción, dijo.

Además, señaló que la condena trata habitualmente de multa y trabajo comunitario.

Por último resaltó que el Centro de Monitoreo aporta mucho a la sanción de esta y otras faltas, como las de tránsito.

Adelantó que están innovando y buscan que las multas que habitualmente sancionan desde allí puedan abonarse casi directamente al ser recibidas, si no se protestan y evitar el tener que perder una mañana en el Juzgado.

Quedarían similar a como están emitiendo las foto multas desde Provincia, explicó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios