Sábado 10 de Diciembre de 2022

EDUCACIóN

5 de diciembre de 2022

Nuevos hallazgos en excavaciones paleontológicas en el Salto de Piedra

La pelvis de un perezoso gigante y el diente de un tigre de sable son dos de los hallazgos más recientes logrados en la cuenca del arroyo Tapalqué, además de otros restos fósiles que permiten estudiar la historia de la fauna y el ambiente de este sitio. Los trabajos los llevan adelante investigadores/as de la Facultad de Ciencias Sociales y del Instituto INCUAPA-CONICET

Durante el mes de noviembre se llevaron adelante nuevas excavaciones paleontológicas en la cuenca del arroyo Tapalqué en el Salto de Piedra (Olavarría), en el marco de las investigaciones del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano (INCUAPA - Unidad Ejecutora CONICET – UNICEN), con sede en la Facultad de Ciencias Sociales.

 

Los trabajos de campo en este sitio lo realizan de manera sistemática desde hace 5 años investigadores/as, docentes y estudiantes del Instituto INCUAPA-CONICET y la FACSO, bajo la dirección del Lic. José Luis Prado.

 

El complejo Salto de Piedra de Olavarría es un sitio considerado “excepcional” para el desarrollo de excavaciones paleontológicas con la utilización de nuevas metodologías, en el que se han encontrado sedimentos que datan en torno a 150 mil años de antigüedad, de acuerdo a los análisis realizados en un laboratorio de Australia.

 

Durante las excavaciones realizadas en noviembre, se lograron recuperar diversos huesos, entre ellos la pelvis de un perezoso gigante extinto. También con anterioridad fueron encontrados otros restos como un diente de tigre de sable, o el famoso gliptodonte recuperado en el año 2020.

 

Las investigaciones que se realizan desde el Instituto INCUAPA-CONICET en este sitio desde hace varios años, han permitido reelaborar la geología de la zona. Anteriormente se evaluaba que la antigüedad de la cuenca más profunda del arroyo Tapalqué databa entre 30 mil y 40 mil años. No obstante, los resultados de los estudios realizados en centros de investigación y laboratorios de Inglaterra y Australia, a partir de los hallazgos realizados en el complejo Salto de Piedra, indican que la antigüedad es cercana a los 150 mil años.

 

¿Cómo se trabaja con los restos?

 

Con cada uno de los hallazgos de huesos y otros sedimentos, en primer lugar se procede al lavado y limpieza. Según el tamaño de los restos, estos procedimientos pueden llevar entre 3 y 4 meses.

 

Posteriormente comienza el análisis en el Laboratorio de Pretratamiento para Muestras Isotópicas (LAPREI) que forma parte del INCUAPA-CONICET y en el que se desempeñan dos ingenieras químicas.

 

“Estamos viendo ahora en el microscopio restos que juntamos en marzo, y por ejemplo, hay herbívoros que están llenos de marcas de carnívoros, que han sido comidos o carroñados por los carnívoros, hay algunas marcas de carnívoros grandes en la cuadrícula, una mandíbula que salió el año pasado, entre otros”, detalló el Lic. Prado.

 

El paso siguiente es fuera del país. Desde hace varios años el INCUAPA-CONICET ha trabajado con centros científicos internacionales para realizar la datación de los restos hallados, producto que en la Argentina no se utiliza la técnica necesaria para mediciones de tanta antigüedad. En esta oportunidad trabajarán con laboratorios de Australia y España.

 

Excavaciones sistemáticas

 

Si bien las investigaciones en este sitio a cargo del Lic. Prado se llevan adelante desde hace varios años, recién desde 2017 comenzaron a realizarse excavaciones de modo sistemático.

 

Las campañas se realizan entre marzo-abril y en noviembre, en épocas donde las temperaturas son acordes para realizar las excavaciones, pero además porque se logra la mayor participación de estudiantes.

 

Tradicionalmente participan estudiantes de todos los años de la Licenciatura en Antropología orientación Arqueología, pero además se acercan al Salto de Piedra jóvenes del Nivel Secundario que quieren conocer los hallazgos, qué estudian y cuál es la profesión de los/as arqueólogos/as.

 

La cercanía entre el laboratorio y el sitio de excavación es otro punto a destacar. “Hemos trabajado en la Patagonia, hemos trabajado en Catamarca, y cuando trabajas en un proyecto de estas características a 2 mil kilómetros de tu laboratorio tenés que ir con todo porque allá no lo conseguís. Acá nosotros vamos, si nos falla algo volvemos al laboratorio, traemos la muestra, hacemos un análisis y si no nos sirve volvemos al sitio y repetimos el estudio. Tener el laboratorio al lado del sitio es lo ideal”, destacó el Lic. Prado.

 

Asimismo, en las campañas se desempeñan investigadores e investigadoras de otros centros científicos. Participaron en esta oportunidad la paleontóloga española Dra. María Dolores Marin Monfort (Universidad Autónoma de Madrid), quien llegó a la Argentina en 2021 para realizar una beca postdoctoral en la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca; y científicos del Centro de Investigaciones en Física e Ingeniería del Centro de la Provincia de Buenos (CIFICEN-CONICET-UNICEN).



COMPARTIR:

Comentarios