Lunes 27 de Mayo de 2024

19 de agosto de 2023

19 de agosto: Día Nacional de Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH)

Imagen: Prov. Neuquén

Es una enfermedad transmitida por la ingestión de agua o alimentos contaminados por una cepa de la bacteria Escherichia coli productora de una toxina muy potente.

Los síntomas iniciales son diarrea acuosa que luego se hace sanguinolenta, vómitos, fiebre y puede continuar con insuficiencia renal aguda, anemia hemolítica, trombocitopenia, disminución de la orina, hipertensión y síntomas neurológicos.

Desde que se ingiere el alimento contaminado hasta que comienza la diarrea pueden pasar 3 o 4 días. La bacteria se encuentra en el intestino grueso de algunos bovinos, ovinos, porcinos y otros animales. También hay algunas personas que la poseen en su intestino y la pueden transmitir por falta de higiene en las manos. El tratamiento de esta enfermedad solo es sintomático, al no haber vacunas lo más importante es la prevención.

Hay casos durante todo el año, con un aumento hacia los meses cálidos.

¿Cómo se transmite?

  • Por la ingestión de agua o de alimentos contaminados.
  • Por el contacto con personas o animales portadores de la bacteria.
  • Por bañarse en aguas contaminadas o piletas poco cloradas.
  • La principal vía de transmisión es la carne cruda y contaminada. Por eso es importante, prestar particular atención a que la carne esté bien cocida, tenga color homogéneo y no desprenda jugos.

¿Por qué la carne picada es tan riesgosa?

Durante la faena de los animales, la materia fecal del intestino puede salpicar la res contaminando la carne exteriormente. Al ser picada, las bacterias pasan de la superficie de la carne al interior del producto y encuentran un medio propicio para facilitar su reproducción convirtiéndola en un vehículo ideal para propagar la enfermedad. Por eso, es fundamental someter las hamburguesas, rellenos o albóndigas a una buena cocción a 75 º C y hasta la desaparición de los jugos para eliminar la carga bacteriana.

¿Cómo prevenir?

Es indispensable una efectiva prevención contra esta enfermedad, ya que carece de vacunas y, en algunos casos, la enfermedad puede ser mortal.

 Por ello son importantes estos consejos

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.
  • Cuidar que los alimentos estén bien cocidos y no desprendan jugos rojos o rosados.
  • Evitar la contaminación cruzada separando los alimentos crudos de los cocidos.
  • Lavar y desinfectar verduras y frutas, especialmente si se consumen crudas.
  • Utilizar agua potable para beber así como para la higiene de utensilios y recipientes utilizados en la preparación de alimentos.
  • Consumir leche y lácteos pasteurizados y conservar la cadena de frío de todos los alimentos perecederos.
  • Al comprar alimentos comprobar que los mismos se encuentren dentro de su período de aptitud. Adquirir alimentos en comercios que mantengan condiciones de higiene y que conserven los productos perecederos a temperaturas de refrigeración/congelación.
  • Al comer fuera del hogar, cuidar y exigir, que las hamburguesas y las carnes en general se encuentren bien cocidas.
  • Evitar nadar, bañarse o jugar en el agua de los lagos, lagunas, arroyos, canales o ríos que puedan estar contaminados.


COMPARTIR:

Comentarios