Miércoles 29 de Mayo de 2024

LOCALES

17 de abril de 2024

‘Es imposible trabajar con lo que pagan las obras sociales y las prepagas’

El Dr. Andrés Stratta, al frente del Círculo Médico de Olavarría, respondió las inquietudes surgidas luego de lo dicho desde el IOMA en torno a la auditoría sobre FEMEBA. Para él, la situación trasciende a la relación con la obra social provincial, que es la que menos honorarios les reconoce, de todas maneras. Afirmó que los pacientes lo entienden, pero alertó por la situación socioeconómica, que hace poner el foco hasta cuando recetan un medicamento, por el costo.

El médico explicó que el Círculo Médico es un ente descentralizado de FEMEBA, con lo que ellos ya tienen algunos convenios directos con obras sociales y otras, como el IOMA, con las que se relacionan a través de la Federación.

Stratta expresó que con un honorario abonado por el IOMA de $4500 y otros $4500 que podría pagar el afiliado con un copago, queda en unos $9000, que se acerca un poco al honorario del Colegio, que para un médico categoría A es de $16000.

En ese sentido, explicó que no se le puede cobrar, por la situación económica, al paciente lo que costaría el honorario completo previsto por el Colegio Provincial.

Exceptuó de esta situación a quienes tienen una especialidad, como la quirúrgica, ejemplificó.

“El problema no es IOMA, OSAM u OSDE” consideró. Pidió no pensar que las condiciones de las prepagas son muy diferentes a las de las obras sociales.

En ese sentido reveló que la prepaga de la que él es socio, le viene aumentado la cuota que abona, mucho más de lo que le paga por honorarios.

Al ser consultado por la situación en general de los pacientes y la salida de quienes dejaron de estar en prepagas u obras sociales, afirmó que ya se nota en Olavarría.

Agregó que las consultas privadas también han disminuído, debido a los copagos que, pese a que son bajos aclaró, hay veces que no tienen el dinero para pagarlo.

Sumó a esto que debe dar seguimiento y pensar al momento de recetar un medicamento, porque muchas veces los pacientes no están en condiciones de adquirirlos, por el precio que tienen.



COMPARTIR:

Comentarios